Imagen del Palacio del Marques de Dos Aguas en Valencia





Palacio del Marques de Dos Aguas y Museo Nacional de Ceramica y Artes Suntuarias Gonzalez Marti

TURISMO
Cdad de las Ciencias
El Miguelete
El Palau de les Arts
Estacion Norte
Jardines del Turia
La Lonja
L'Agora
L'Hemisferic
L'Umbracle
Museo Principe Felipe
Oficinas de Turismo
Pte. L'Assut de L'Or
Santa Catalina
Torres de Quart
Torres de Serranos

Salon de Baile

Palacio del Marqués de Dos Aguas

Poeta Querol, 2
Tel:. 963516392
Fax: 963513512
46002 - Valencia

El Palacio del Marques de Dos Aguas

En el centro de la ciudad de Valencia, se encuentra situada la mansión señorial que fue de los Marqueses de Dos Aguas, un monumental edificio que llama la atención por sus esplendidas fachadas, su decoración en estilo rococó fundamentalmente.

El edificio tiene forma cuadrada y en su centro interior un patio una torre en cada esquina. Se compone de planta baja y dos alturas accediendo al edificio por una puerta lateral labrada en alabastro sobre la cual reposa una estupenda imagen de la Virgen del Rosario, elegida como patrona por la casa de Dos Aguas.

El marquesado tiene su origen en Don Francisco Perellós, noble caballero, descendiente de los condes de Tolosa, casado con la única hija del acaudalado mosén Gines de Rabassa.

Los descendientes de este matrimonio, tomaron el apellido Rabassa de Perellós, los cuales adquirieron por compra, la Barona de Dos Aguas en el año de 1496, y en 1699, Carlos II, les nombra marqueses.

La familia Rabassa de Perellós, ocupaba altos puestos en la gobernación política de Valencia, grandes negocios con la Generalitat y relaciones con familias nobles muy importantes valencianas, acumulando grandes fortunas.

El Palacio originalmente era una construcción gótica de tres cuerpos alrededor de un patio y disponía de una sola torre almenada.

Este edificio fue reformado en 1740 como muestra de su poder y linaje remodelando el edificio con abundante decoración en estilo rococó.

Entre los años de 1854 y 1873, el palacio sufre una importante remodelación tanto de su exterior como en el interior.

La fachada decorada con frescos de Hipólito Rovira, desaparecen por su mal estado y se implantan estucos y rosas imitando mármoles así como los balcones.

Su puerta principal esta realizada en alabastro, por el valenciano Ignacio Vergara, según un diseño de Hipólito Rovira Meri encargado de decorar el noble edificio.

Las dos grandes figuras humanas desnudas una a cada lado de la entrada, con dos caudales de agua descendiendo, aluden a los dos ríos importantes y mas caudalosos de la comunidad valenciana: el Turia y el Júcar, todo ello hace referencia al titulo de los marqueses de "Dos Aguas".

Su interior decorado con bellas pinturas y mármoles en los salones, con el mobiliario original, su techo con decoraciones referentes a la derrota de los moriscos por el rey Jaime I.

En estos salones se realizaban conciertos y bailes donde se daban cita famosos músicos y cantantes invitados por los Marqueses de Dos Aguas.

En su interior se pueden observar la carroza de gala del Marqués de Dos Aguas y la carroza del Marques de Llanera.

En 1941, el Palacio fue declarado monumentos histórico-artístico y debido al cambio de residencia de los propietarios, el gobierno español adquirió el palacio de Dos Aguas, en el año de 1949, instalando en la segunda planta, el Museo Nacional de Cerámica González Martí, donde se exponen desde colecciones de valiosas piezas antiguas a diseños modernos.

El museo refleja costumbres, anécdotas, fiestas de otras épocas en hermosos retables del barroco valenciano, fiestas típicas populares, utensilios de la cocina valenciana, azulejos con motivos ambientes culinarios, platos policromados, cerámicas de Paterna y Manises, colecciones de azulejos muy interesantes y representativos valencianos.


Gran representación de las sedas y abanicos, industrias famosas en la Valencia de épocas pasadas con exposición de vistosos trajes y bordados de clavariesa, elegantes trajes de calle y multitud piezas de 1800.


Entre 1969 y 1972, es Museo es ampliado en una nueva ala en la que se reproduce fielmente el estilo de la fachada del Palacio del siglo XIX.